Rodolfo Hernández Suárez

Article

July 3, 2022

Rodolfo Hernández Suárez (nacido el 26 de marzo de 1945) es un político, ingeniero civil y empresario colombiano, senador electo de Colombia. Fue alcalde de Bucaramanga desde 2016 hasta su renuncia en 2019. Ocupó el segundo lugar en la primera vuelta de las elecciones presidenciales colombianas de 2022 y finalmente fue derrotado por Gustavo Petro en la segunda vuelta de las elecciones. Es propietario de la empresa Constructora HG.

Biografía

Hernández nació en Piedecuesta, departamento de Santander, en 1945, y se crió en la cercana Bucaramanga. Antes de su ingreso a la política, fue ingeniero civil desde 1971 luego de graduarse de la Universidad Nacional de Colombia, y trabajó una carrera en la industria de la construcción como empresario durante la década de 1990 a través de su empresa HG Constructora, enfocándose principalmente en vivienda asequible en Bucaramanga y sus alrededores, ganando más de 100 millones de dólares. Su padre fue secuestrado y retenido durante 135 días por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP), y Juliana, uno de sus cuatro hijos, fue secuestrada y presuntamente asesinada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP). Ejército de Liberación Nacional (ELN) en 2004, luego de que se negara a pagar el rescate, argumentando que pondría al resto de su familia en un mayor riesgo de secuestro. Hernández ingresó a la política y primero fue miembro del Partido Liberal Colombiano. Se desempeñó como concejal local de Piedecuesta de 1990 a 1992. En 2011 financió e hizo campaña a favor de Lucho Bohórquez, miembro del Partido Liberal Colombiano, quien terminó ganando las elecciones para alcalde de Bucaramanga. Hernández se postuló para alcalde de Bucaramanga en 2015 , financiando su propia campaña y ganando la elección de alcalde. Se desempeñó como alcalde de Bucaramanga de 2016 a 2019. Como alcalde se dio a conocer a nivel nacional por transmisiones semanales en Facebook en las que respondía preguntas de los ciudadanos, y por sus peleas públicas con concejales a los que acusaba de ser "ratas" ladrones. También recibió reconocimiento al entregar su sueldo a estudiantes de universidades públicas. En diferentes ocasiones se reunió con líderes comunitarios y líderes juveniles. En 2018 fue suspendido por tres meses por abofetear a un concejal. En 2019, la Fiscalía General de la Nación lo sancionó por supuesta participación indebida en política mientras ocupaba la alcaldía, a lo que Hernández respondió renunciando al cargo. Durante su mandato, se hizo conocido como activista contra la corrupción y, cuando dejó el cargo, tenía un índice de aprobación del 84%. También enfrenta un proceso judicial por supuestas irregularidades en la ejecución de un contrato de consultoría para implementar nuevas tecnologías para el manejo de residuos en el relleno sanitario El Carrasco, en el que habría incurrido como alcalde de Bucaramanga. en el país después de afirmar que las mujeres venezolanas eran a menudo "fábricas de bebés" que necesitarían el apoyo del estado. También causó controversia cuando dijo, durante una entrevista de 2016, "Soy seguidor de un gran pensador alemán, llamado Adolf Hitler". Más tarde se disculpó y dijo que quería decir Albert Einstein.

Campaña presidencial 2022

Hernández declaró su candidatura en 2022 como independiente, con Marelen Castillo como compañera de fórmula. Terminó segundo en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2022 con el 28% de los votos, avanzando a una segunda vuelta el 19 de junio de 2022, enfrentándose a Gustavo Petro. Después de la primera vuelta, Hernández expresó su agradecimiento a todos los que votaron por él, diciendo; “A los que votaron por mí, les digo ahora, no les fallaré”. Recibió el respaldo del candidato en tercer lugar, Federico Gutiérrez, para la segunda vuelta, instando a los votantes a "dejar fuera a Petro". Ha hecho campaña contra la corrupción de la clase política tradicional y resaltó su imagen como un empresario exitoso que puede transformar a Colombia. . Prometió "limpiar" el país de corrupción. También ha prometido "importantes recortes presupuestarios", eliminando el uso de aviones y helicópteros presidenciales.